El brote

Pablo 30 noviembre 2007 0


El broteHablando de los brotes, en cuanto la temperatura asciende un poco más, las células de las yemas, que se van humedeciendo con el agua absorbida, comienzan a proliferar, a multiplicarse, y según el cógido del filamento cromático van diferenciándose en ramas, hojas o racimos.

Este proceso en el que brotan las yemas constituye la fase de crecimiento, el cual es más o menos grande según la temperatura ambiente, el terreno y la clase de vid. Hay quien ha medido este tipo de crecimiento, en primavera y a principios de verano, observando crecimientos de hasta 10 cms diarios.

BrotesA principios del verano, las vides presentan un aspecto espléndido, con largos sarmientos, hojas crecidas y diminutos racimos todavía cerrados que parecen racimos de pequeñas moras.

En esta época es normal que la temperatura haya subido más y la media pase de 15ºC. Entonces tiene lugar un acontecimiento que los agricultores de algunas regiones llaman cierna. Del racimo se desprenden unos capuchones y queda libre la flor, con su pistilo y sus cinco estambres. La polinización es el proceso por el que el polen contenido en los estambres alcanza el pistilo.

Dura aproximadamente un mes y, al parecer, se efectúa con ayuda de los insectos, ya que el granito de polen de la vid no se sostiene en el aire y, en consecuencia, como ya habreis pensado, no se puede transportar por el viento.