El sentido del tacto

Tacto

Vamos a ver el sentido del tacto, nuestra boca además de percibir sensaciones gustativas, también puede responder a estímulos de otra índole, ya que las mucosas epiteliales están dotadas de una gran sensibilidad.

Además de reaccionar ante ciertas sustancias, las mucosas son sensibles a las sensaciones térmicas y táctiles, estas reacciones corresponden al nombre del titulo que os he puesto en este artículo «el tacto».

En esta ocasión en la boca podríamos definir dos tipos de tacto, os explico: el primero sería el tacto activo, este es el que se experimenta en la lengua, el otro sería el tacto pasivo, que no es otro que el que se experimenta en el paladar, las mejillas y los labios.

Sensaciones puramente táctiles se reciben, por ejemplo, al percibir la astringencia del vino (impresión de sequedad y rugosidad), o la causticidad que producen algunos ácidos del vino, o las sensaciones térmicas producidas por el alcohol, o incluso las reacciones que provoca el contenido en carbónico de algunos vinos, especialmente si son espumosos.

La suma de los sabores con esta sensación de tacto o palpitación proporciona una imagen en relieve del vino, y lo hace parecer como una figura geomátrica con forma y volumen.

Lo que se podría ver como algo apreciable para cualquier principiante, os puede asegurar que es realmente importante para el catador.

One comment

  1. jorge luis figueroa f.

    Escribe tu comentario aqui.
    gracias por las informacione vitivinicola,me gustaria saber plagas y enfermedades
    muy amable GRACIAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.