¿Cómo saber si un vino está picado?

Saborear una buena copa de vino es una experiencia deliciosa, pero, si el vino está picado, en su lugar nos encontraremos con un desagradable sabor avinagrado. ¿Por qué se produce este cambio en el vino? ¿Cómo saber si un vino está picado? ¿Qué podemos hacer para evitarlo? A continuación, te contamos las claves para reconocer un vino picado, incluso sin necesidad de abrir la botella.

Vino picado: ¿qué es?

El vino picado, también conocido como avinagramiento o acetificación, se produce por el desarrollo de bacterias acéticas en el interior de la botella. Estas bacterias oxidan el alcohol presente en el vino y lo transforman en ácido acético y acetato de etilo, responsable de ese característico sabor a vinagre del vino picado

El vino picado se produce por errores en la elaboración o el embotellado del vino, que permite que este entre en contacto con el oxígeno. El avinagramiento suele tener lugar durante la fermentación, pero una humedad excesiva, la presencia de insectos o el uso de técnicas inadecuadas de vendimia también puede propiciar la aparición de bacterias acéticas antes de la maceración del vino. 

¿Cómo saber si un vino está picado?

El sabor avinagrado y áspero es una de las formas más fáciles, aunque también poco agradables, de reconocer un vino picado. En cualquier caso, es importante no confundir el vino avinagrado con la acidez volátil del vino, que siempre contiene una pequeña cantidad de ácido acético. Además, el vino picado también suele desprender un olor fácilmente reconocible a manzana podrida o aromas químicos que recuerdan al pegamento o el quitaesmalte.

La oxidación también produce cambios en la coloración del vino, que se vuelve turbio y sin brillo. También es frecuente que aparezca un velo o película en la superficie, que puede apreciarse a simple vista. La presencia de matices anaranjados en el vino tinto como el que encontrarás en Grau Online, o de tonos marrones en el vino blanco también pueden indicarnos que nos encontramos ante un vino picado.

¿Cómo saber si un vino está picado sin abrir la botella? Un corcho en mal estado o una etiqueta mohosa son indicios de que la botella no ha sido conservada correctamente. Si la cápsula está abombada en la parte superior, el nivel de líquido dentro de la botella es anormalmente bajo o el corcho está manchado de vino más arriba de la base o se rompe al descorchar la botella, también existe una alta probabilidad de que el vino esté picado.

Vino picado: ¿qué hacer?

Lamentablemente, el vino picado es un problema que no tiene solución. ¿Es malo para la salud el vino picado? A pesar de su sabor, tomar un vino picado no suele provocar más problemas más allá de leves molestias estomacales, que puedes solucionar con un antiácido. Por otro lado, si sospechas que el vino está picado, los expertos recomiendan decantarlo para dejar que se oxigene y volver a probarlo. Recién descorchados, los vinos añejos pueden presentar un olor a humedad que puede confundirse con el vino picado, que desaparece tras unos minutos en contacto con el aire.

Si ya estás seguro de que la botella que acabas de descorchar contiene vino picado, ¿qué hacer? En vez de tirarla, puedes dejar que el proceso de oxidación siga su curso y convertir este vino en vinagre para cocinar. Solo tienes que dejar la botella abierta durante unas dos semanas y estará listo para usarse. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies