Los clarificantes 3

Botellas

Siguiendo con el tema de los clarificantes, vamos ahora con los alginatos que es el ácido algínico que se extrae de algunas especies de algas marinas. Es insoluble en agua, pero sus sales de sodio y potasio son solubles. Debeis saber que en la clarificación se usa alginato de sodio, que se presenta como un polvo blanco, inodoro e insípido.

Al añadir una solución de alginato sódico a un vino, la acidez de éste libera el ácido algínico que se insolubiliza y flocula. Se obtienen mejores resultados en vinos blancos, suficientemente ácidos, que en vinos tintos.

Para la clarificación se usan dosis de 4 a 8 g de alginato sódico por hectolitro de vino. Se prepara en solución acuosa al 5% diluyéndola en una pequeña cantidad de vino, y se incorpora al resto; no requiere adición de tanino.

El alginato da una clarificación irregular, y sólo es recomendable en vinos con un pH inferior a 3. Añadido a gelatina, mejora la limpidez del vino. La misión de los alginatos es la de facilitar el filtrado, ya que permite esta operación al cabo de 5 o 6 horas de su incorporación al vino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies