Las plagas y enfermedades 1

admin 27 Agosto 2008 0


Finca de viñedos

Para empezar con este extenso tema y a modo de introducción, desde hace tiempo el hombre ha seleccionado un cierto número de plantas y las cultiva para atender sus necesidades o, simplemente, como recreo y ornamentación. Es natural que quien cultiva una planta desee que todo el rendimiento vaya en su propio beneficio, como compensación del capital y del esfuerzo invertidos. Pero esta aspiración es dificilmente alcanzable porque hay que contar que contar con los competidores del hombre (insectos, hongos, etc) que merman la cosecha y hasta pueden llegar a destruirla. Por otro lado, al enumerar estas enfermedades y plagas hay que mencionar también ciertos accidentes y alteraciones que pueden perjudicar la cosecha.

Me explico: el suelo puede ser algo salino o contener un exceso de calcio, lo que constituye un grave perjuicio para muchas plantas de la vid. Estas circunstancias deben preverse cuando se planta la viña, con el fin de seleccionar las cepas más adecuadas al terreno. Pero existen otras alteraciones del suelo, como el encharcamiento por exceso de lluvias o el apelmazamiento en caso contrario, que impiden a las raices realizar normalmente su función de absorción. Este factor origina a veces, el amarilleamiento de las hojas.

Del mismo modo pueden abatirse sobre el viñedo tormentas y fenómenos meteorológicos excepcionales, como el granizo, el viento fuerte y prolongado, o una helada intempestida. Estos accidentes causan daños que repercuten en la cosecha. Los remedios no suelen ser totalmente eficaces. Según los casos, se labra el suelo, se poda la vid o, simplemente, se eliminan las partes dañadas con el fin de renovar la vitalidad de la planta.

A parte de todos estos accidentes, están realmente los que son los auténticos competidores del hombre, me refiero a los seres vivos (pájaros, insectos, plantas espontáneas, hongos, etc) que se disputan el suelo y la cosecha.

Como ya sabeis, los ataques de insectos se conocen con el nombre amenazador de plaga. Y más de una vez han constituido una causa de devastación para el viñedo. En cambio, el ataque de los hongos, especialmente aquellos que no se distinguen a simple vista, se llama enfermedad.

Resumiendo y en conjunto, todas estas alteraciones que os he comentado que afectan a la planta reciben la triple distinción en el léxico vitícola como: accidentes, plagas y enfermedades.

Mañana siguiendo con el tema de las plagas y enfermedades hablaremos sobre los parásitos.