Que mejor que una pequeña bodega en casa

blogerredas 20 septiembre 2010 0

Bodega en casa



El vino es parte fundamental para todos los amantes del buen tomar. Siempre es un buen momento para disfrutar de un buen ejemplar. Cualquier momento es el mejor momento para descorchar un vino excelso. Y claro, a ningún amante del vino le puede faltar en su propio hogar una bodega personalizada, un espacio que contenga los vinos que hemos estado añejando tras largo tiempo. Porque además de servirnos como reserva. Este espacio le da un toque realmente muy bonito al hogar, casi rupestre, bien de bodega.

No hay nada mejor para los que disfrutan de la enología que tener una bodega, pequeña aunque sea, en nuestro propio hogar. Esto le dará un toque de calidez, de sofisticación, de envergadura que ningún otro accesorio o mueble nos podrá brindar. Aparte, podemos rodearla de libros referentes al tema, de una repisa con copas de cristal, ideales para degustar esos ejemplares.

Lo ideal es contar con un mueble hecho íntegramente de madera rústica, para que esto le de un aire de bodega verdadera. Allí, podrán descansar los vinos de una manera muy placentera sin que se eche a perder su esencia. Pero que a la vez nos servirá a nosotros como elemento de decoración. Claro que esta pequeña bodega no debe estar ubicada en cualquier lado. Siempre debe estar a mano.

Encontrarle un lugar bien definido es nuestra tarea, para que se luzca y se aprecie de la manera que se merece. Un lugar ideal para este conservatorio de vinos es lindante a la mesa, con el fin de tener a mano las botellas, por si alguna cena requiere la compañía de algún buen ejemplar de vino. Además, con la bodega fomentaremos la llegada de más vinos, ya que las visitas nunca vendrán con las manos vacías. Es un lugar único, que cualquier amante debe tener en su hogar…