Crear envoltorios para alimentos

Pablo 3 agosto 2014 0


fundabocatalekue

Si algún día queremos guardar algún alimento para que no se nos ponga malo, y no sabemos con qué taparlo para que aguanten el máximo tiempo posible, lo mejor es utilizar una muselina que nos ayudará a envolver el alimento, y para colmo, nos servirá de reutilizable por si queremos usarlo otra vez.

Por ello, para hacer este tipo de envoltorios necesitaremos el material principal que es la muselina sin blanquear (tela de algodón fina), además de tijeras, cera de abejas, una bandeja de horno y una brocha.

Debemos cortar la muselina según el tamaño que queramos, dependiendo del recipiente que queramos tapar con ella. Si tenemos la cera de abeja en un bloque sólido hay que rallarla y fundirla en el horno a 100 grados. Antes, habrá que poner la tela y encima la cera rallada para introducirlas al horno. A los cinco minutos podremos sacarla y extender por toda la muselina ayudándonos de la brocha.

Cuando ya se haya extendido, lo único que tendremos que hacer es dejarlo enfriar para ya tener el material listo. Lo bueno de este tipo de envoltorios es que podremos utilizarlo las veces que queramos durante varios meses. Para que su conservación sea lo más larga posible, hay que lavarlo a mano y con agua fría, para posteriormente dejarlo secar al aire libre.

Gracias a este envoltorio, podremos cubrir los alimentos que queramos, incluso bocadillos para llevarlos en una maleta, y que así no sufran ningún desperfecto o se ponga malo el alimento que cubre.