Las copas de vino

Marta 18 enero 2013 0



Cuando hablamos de vinos es imprescindible que también nos preocupemos por un accesorio imprescindible del que no podemos olvidarnos: la copa. ¿Cuál es la mejor copa de vino? En España, podemos encontrar variados restaurantes por toda la geografía que dan mucha importancia a sus vinos y a su presentación.

Si viajas a Sevilla, no nos resultará difícil encontrar restaurantes italianos Sevilla que nos presenten deliciosos vinos en copas exquisitas. Lo mismo sucede si viajamos a otras ciudades como Valencia. Esta es otra ciudad muy visitada que sabe que los que llegan allí quieren degustar el vino de la forma más especial que se pueda.

Los restaurantes en Valencia son perfectos para decantar una maravillosa botella de un vino muy especial. Volviendo al tema del vino y sus copas, a todos nos queda claro que una malísima presentación de un vino es en un vaso de plástico.

En los sitios más rústicos, nos servirán el vino en una jarra pero el recipiente en el que tendremos que verterlo debe ser en una copa de cristal. La copa en la que se sirva el vino debe ser grande. Mejor una copa grande que una mínima en la que casi no nos quepa ni un sorbo. Lo mejor es que sea de cristal transparente.

El cristal debe ser delgado. Si el cristal es demasiado gordo, hará que dejemos la copa apoyada durante mucho tiempo por la “pesadez” de mantenerla en la mano.  El “tallo” de la copa debe ser largo para que podamos mantenerla cómodamente. No podemos olvidar que, las copas de vino deben estar formadas por una ligera curva hacia adentro en la parte superior. Esto concentra los aromas.