Bodega Checa

blogerredas 26 enero 2011 0



Si algo se le puede criticar a la Bodega Checa es que no se realizan visitas guiadas. Las magníficas instalaciones con las que cuentan no son apreciadas por el público. La familia García Checa ya lleva más de 20 años haciendo sus propios vinos para el consumo de ellos. Desde lo primeros años del siglo se comenzó con un proceso de modernización del viñedo y del pequeño lagar para poder convertirlo en una pequeña bodega, como es la que se puede ver en este momento.

Todo el Proyecto Vitivinícola de Bodega Checa está basado en el viñedo, ya sea el propio o el que es aportado por los propios viticultores que son colaboradores. La ubicación del viñedo es realmente excelente. En el paraje El Santísimo del término municipal de Tarancón (Cuenca) a una altura media de 820 metros sobre el nivel del mar. El clima que se vive en esa zona es extremo, esto significa que da inviernos muy fríos y veranos muy calurosos. Pero las altas temperaturas no son lo peor, sino lo seco que es esa época del año. Por ese motivo, necesitan de un riego muy grande.

El espacio que se cuenta no es de los más amplios, sino que es sólo de 4 hectáreas cultivadas en espaldera con una orientación norte-sur. Además, se divide en tres parcelas con características propias en composición de suelos, que fueron plantadas con clones seleccionados de Tempranillo y Syrah. Las edades de ambos oscilan entre los 3 y los 15 años. Los rendimientos de las mismas son muy bajos. Esto se debe a la ausencia de riego y las vendimias en verde.